04 agosto, 2010

Papá y La Piompa.


Papá tenía dieciséis años, en 1936, después de una guerra fratricida, cuando le avisaron de que tenía que ir a un burdel del pueblo, conocido como La Piompa, a arreglar una avería de luz, ya que era hijo del electricista más conocido del pueblo, mi abuelo Bautista.

Cuando terminó, la Madame del sitio le preguntó que qué se debía, y cuando mi padre le dijo "Dos pesetas!", ella, sin inmutarse, llamó a una de las chicas que había allí y le espetó sin miramientos: "Niña! Acuéstate con éste!"...

Cuando le pregunté a papá que qué hizo, él, con toda la dicha del mundo, me dijo "Yo?.....Aprovecharme!".

Jajajajajajaja!......Te quiero, papá!...

3 comentarios:

carrascus dijo...

Oye, no sé si te interesará el cine de Bollywood tanto como las demás cosas de la India, pero si es así a lo mejor quieres ver en persona a su artista más conocido. No sé como se llama, jejeje... pero estará hasta las 8 de la tarde en el gimnasio Sato de la Cartuja, donde están ensayando la escena final de la peli que ruedan por aquí. Y ya mañana se van a Alajar para el rodaje.

Me ha dicho Celia que en la película, el plano final va ser justamente la cara de ella, que termina el último baile de la peli encaramada a los hombros del protagonista éste que te digo.

Garde Tsangmo dijo...

¡Jajaja! Claro, no iba a decir que no, un trato es un trato.
Un abrazo para tu padre y para tí :)
-Gloria-

Señorita Puri dijo...

jajajajajaja cojonuda respuesta.

(pd.- he vuelto a la blogosfera)