15 julio, 2010

Emily Jane White.


Llegó como una niña tímida, cantó, bromeó, "hablou un poquitou de español", preguntó si había alguien que tuviera un banjo, echó fotos para que su madre viera en realidad que estaba tocando en Sevilla, y se fue.

Muy entrañable, creo que hasta versioneó a Nick Drake.

Las demás críticas las dejo para mis amigos críticos musicales.