06 enero, 2009

Qué le vamos a hacer....

Se le da una plaza,y allí llega él,con su cara de gay rancio,sus oropeles,sus fastos y su palabra inamovible desde hace a milenios,y todo para que?Para que él se explaye diciendo lo de siempre,no para condenar la invasión de Irak,ni las barbaridades que cometen los israelíes con los palestinos,ni el acoso de curas pederastas,ni la jeta que hay que tener para albergar tantas riquezas que darían de comer de un golpe a casi toda la humanidad hambrienta,ni la comnivencia con la anterior dictadura............no,ellos,a negar lo normal en estos tiempos,a oponerse a todo porque puede que se les acabe el chollo ("Y eso que empezaron con un pesebre!"...Gila dixit...),porque puede que la gente empiece a pensar y a darse cuenta de que es una tangadera como otra cualquiera....