11 febrero, 2011

Adiós, Europa.


Ojalá pudiera decirlo definitivamente:adiós, Europa.

Sólo hay una razón por la cual me es imposible:mi padre, a quien adoro por encima de todas las cosas y debo atender de la mejor manera posible.

De momento,

es una felicidad plena decir "Hola, Madre India, de nuevo".