01 octubre, 2010

El verdadero significado de una huelga.

Tuve una discusión fortísima, muy agria y casi llego a las manos cuando un amigo (?) del pueblo, liberado para más señas de CC.OO., al contestarle yo que cómo iba a cerrar mi negocio si estoy pasando verdaderas penurias para no cerrarlo, él me contestó despectivamente "Y a mí qué me importan tus penurias". Con lo cual ha quedado demostrado el verdadero significado de la mamarrachada que han hecho, y es que ha sido porque a ellos les han recortado las jugosas subvenciones que les da el Gobierno.
Sindicatos, a mí qué me importan vuestras penurias!..
Ah! De paso, a ver si hacéis otra huelga, porque por tener un par de ovarios, enfrentarme a ellos y abrir ese día, vendí bastante bien, pude pagar mi boletín a la Seguridad Social, la factura de agua y basuras y la persona que ese día prefirió trabajar conmigo, en vez de parasitar, se llevó su salario honradamente.
Que os den, paniaguados, parásitos y vividores del cuento.