10 diciembre, 2009

Esta vez, Navidad Payolimón.

Me fui al inevitable chino que hay en todos los pueblos, a comerme un kom-bak, -que tiene nombre de canción de los Beatles-, y ví cómo habían quitado temporalmente las ramas de plástico del árbol para poner estos desproporcionados racimos de uvas furris en un árbol que, por supuesto, ellos modelaron a la vez que pintaban sillas, cosían la mantelería, fabricaban rollitos de primavera ó daban cobijo en el local a unas docenas de chinos que nunca se les ve por el pueblo, que no hablan con nadie, que de milagro una vez ví en el bar Ramón a uno de ellos comiéndose una tapita de caracoles...en suma, los payolimones, que es como llaman los gitanos a los chinos.Ah!, y el Papá Noel, que no falte, también me imagino que será marca de la casa.

2 comentarios:

Pío Valera dijo...

HOla guapa, ende luego queme has dejao de piedra, Payolimon jajajajaj igual que los ecuatorianos ¨payoponi¨jajajajaja...
Es que los chinos son raros raros raros, aunque me caen bien. Y lossss rollitos de primavera que ricos estan.
Besos.

ortiga70 dijo...

Killaaaaaaa!!! jajajajajajajaja!!!
Lourdes pensaba que el árbol era de verdad!!! ;)

Este tipo de cosas, solo te las puedes encontrar en un chino....
Que obra maestra mas grandeeee!!!
Apúntate un diezzzzz!!

Jajajajajajajajajaja!!!