04 marzo, 2009

Y Pituso seguia en su gasolinera...


Allí estaba tan lindo,en su gasolinera,como siempre...me contó el dueño que es de raza alemana,por eso es tan gordito...

2 comentarios:

ortiga70 dijo...

Es el gordo fatty de los felinos.
Me voy a la cama que mañana madrugo!!!

besos

Elena dijo...

Me alegro también que coincidamos en gustar de el extraordinario alma-tadema,sus pinturas junto con de Leighton son mis favoritas de la época Victoriana. Para mi son dos génios a los que no se les conoce suficientemente.Gracias por tu paseito por mi blog,hasta pronto.